CONSTRUYENDO PUENTES

Dos hermanos que vivían en granjas vecinas, separados sólo por un arroyo, se enfrentaron. Fue el primer desacuerdo importante a lo largo de su vida, viviendo uno al lado del otro.

Pero ahora todo había cambiado.

Lo que comenzó con un pequeño malentendido, finalmente explotó en un intercambio de palabras duras, seguido de semanas de silencio.

 

Una mañana, el hermano mayor oyó llamar a su puerta. Fue a abrir y se encontró con un hombre que le dijo:

“- Estoy buscando trabajo. Quizá quiere que le haga algún trabajo?”.

“- Sí, seguro”, dijo el agricultor. “- Ves aquella granja de allí, más allá del arroyo? Es mi vecino. De hecho, es mi hermano pequeño. Nos enfadamos y no puedo soportarlo. Toda la madera que hay en el granero, quiero que usted la utilice para construir una valla muy alta “.

“- Creo que entiendo la situación.” – Dijo el hombre. . “- Muéstrame dónde están las herramientas y materiales necesarios para la tarea”.

El agricultor le entregó el material y dijo que tenía que estar fuera durante unos días de viaje de negocios y que cuando llegara, quería ver la valla completa.

Así que el hombre se quedó allí cortando, midiendo, trabajando día tras día.

Cuando el granjero regresó, no se podía creer lo que veía: en lugar de la valla que había pedido, el hombre habia construido un puente, que unía las dos riberas del arroyo. Fue sin duda un gran trabajo, pero el granjero estaba muy enfadado y le dijo al hombre:

“- ¿Te has atrevido a construir este puente después de todo lo que te expliqué?”

Pero las sorpresas no se detuvieron allí. Al mirar hacia el otro lado del puente, vio a su hermano que se acercaba con los brazos abiertos. Por un momento se quedó inmóvil en su lado del río.

Entonces el hermano menor gritó: “¡Has sido realmente muy buen hermano, construyendo el puente, incluso después de lo que te dije.”

De repente, en un impulso, el hermano mayor corrió hacia su encuentro y abrazó a su hermano, llorando en medio del puente. El hombre que hizo el puente, se fue feliz.

“- ¡Espera, quédate con nosotros! – Le gritaron los dos hermanos- Tenemos otro trabajo para ti”.

El hombre respondió; “‘Me encantaría, pero tengo otros puentes que construir …”

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s